lunes, 22 de noviembre de 2010
...O no!
Ni siquiera eran mayores de edad y sus mentes ya eran capaces de viajar más allá del tiempo. La música les iba a acompañar a todas partes, eso estaba claro. Se habían convertido en algo más que amigos, eran como hermanos, almas gemelas destinadas a vivir cientos de miles de cosas juntos. Nada ni nadie podía quitarles de la cabeza sus ambiciones e inquietudes. Una pequeña llama se había encendido dentro de ellos y poco a poco iba avivándose, cobrando fuerza. Podía ser el comienzo de un proyecto fallido, pero aunque lo fuera, esa sensación tan revitalizadora no iba a desaparecer nunca de sus corazones. Hay cosas que nunca se van, y se encuentran en nuestro interior. Son sentimientos que nos mueven, que nos dan fuerza. Y aunque todo se venga abajo, siempre dejan un recuerdo al que agarrarse.

Gracias por todo lo que me habéis hecho pasar, y por lo que aún queda.

Somos Pier 39, y esto es la introducción a nuestro blog, donde próximamente publicaremos noticias nuestras (y yo, Diego, seguiré publicando textitos mientras).
PD: No hay foto, pero actualizaré el blog con una foto de nosotros cuatro.
martes, 9 de noviembre de 2010
...Y puede terminar...

Se dirigía a la estación de trenes. Caía aguanieve. El frío empezaba a entumecer los dedos de las manos. Ya en el andén, con la maleta y el billete, subió sin más demora al tren. Su asiento se hallaba a la izquierda, al lado de la ventana. Se sentó, se quitó el sombrero y abrió un periódico. Se anunciaba una gran helada y a la vez se celebraba el centenario del tren en el que se encontraba. Coincidencias. Despertó unas horas más tarde y al abrir los ojos se encontró con la mirada de una bella mujer. Ella le miraba con picardía. Pero de pronto se escuchó "Final de trayecto", y la multitud les arrastró hasta la salida de la estación de destino sin poder siquiera volver a mirarse. Lo bueno de los viajes en tren es que somos nosotros quienes elegimos el comienzo y el final del mismo, y su transcurso también. Pero lo que allí empieza, allí acaba.
lunes, 8 de noviembre de 2010
...Continúa...

Eran unos diez. Iban en Lambrettas, llenas de retrovisores y pegatinas. Daban un paseo, sacando su estilo, dejándolo lucirse. Rozaban los veinte años y ya tenían claro el rumbo de sus vidas, o eso pensaba la mayoría. Pero poco a poco el número de Lambrettas se fue reduciendo, y ya sólo quedaron dos, dos engañados o bien dos lúcidos. Empapados del espíritu que nunca renegaron recorren las calles y callejuelas de esta ciudad. Buscan una razón, una explicación, a que se debía el comienzo de todo aquello. Pero poco iban a encontrar, pues la respuesta se encontraba en su interior. La elección de una forma de vida no se da por causas externas, comienza en lo más profundo de nuestras entrañas, se lleva dentro. Desarrollar ese sentimiento es decisión nuestra.
domingo, 7 de noviembre de 2010
Lo que empieza...

Los niños se divierten, saltan y sonríen a sus madres que los miran orgullosas y satisfechas. Largos paseos dan a pocos metros del mar, en los muelles de esta ciudad. Se ven a las focas salir del mar y tumbarse a tomar el sol. Los jóvenes compran LPs en tiendas selectas, se llaman para ensayar y van al cine a ver buena películas. Los adultos se sientan cerca de la costa a leer un libro y dejarse llevar por el atardecer. Y los ancianos no pueden más que sonreír sabiendo que su vida fue un regalo. Es el sentimiento de libertad, cuando sabes que algo sólo acaba de comenzar y que aún queda tanto por hacer.

A día de hoy...

Día 10 de noviembre de 2010: Siguen las mini-entradas. Diego

Let's make this happen recomienda