martes, 24 de febrero de 2009
Prólogo
La historia de una vida siempre es difícil de contar, y más aún si se escribe con muy poca información y imaginando lo que pudo ocurrir. Pero aún con estos obstáculos me dediqué a escribir la historia de una mujer que me marcó. La historia, para mí, fue un fracaso, tenía muchas ideas pero era difícil ordenarlas, además, me desanimé y lo dejé. Pero en mi cabeza todavía brillaba una luz que me decía que tenía que escribir, no la historia de su vida, sino una novela policíaca en la que su vida tuviera mucha importancia. Todo era perfecto, mis ideas podían ser usadas en esta novela, sólo me quedaba crear un personaje, un detective, con personalidad y que destacara, que fuera especial como ella:

Extracto del primer capítulo:
"El teléfono sonó:
- ¿Diga?
- ...
- ¿Hola? ¿Hay alguien ahí?
- *interferencias* tie..s ..e ..ir ... a por .i - de pronto la señal se cortó -
- ¿Quien sería? Pero lo más importante ¿Que trataba de decirme?

Un disparo perforó la pared del salón. Era un francotirador, por lo que pudo deducir, puesto que la bala era de gran calibre. Enseguida supo donde se encontraba el asesino, no tuvo más que ver la inclinación del agujero de la pared: venía de arriba de la colina. ¿Cómo sabía el tirador que estaba ahí? Debía de haberle visto ir a coger el teléfono, era la única solución, o bien que le hubieran tendido una trampa al llamarle; pero la voz del que hablaba no sonaba traidora, al contrario era una voz amistosa, incluso se podía apreciar un toque de miedo, tal vez intentara avisarle de algo. Lo cierto es que no se podía parar a pensar, tenía que calcular las posibilidades de sobrevivir y contemplar todas las vías por las que podía moverse. Con decisión, corrió a su dormitorio donde cogió su magnum del 45 y se dirigió a la cocina a gran velocidad. El tirador lo vio pasar un momento por su cuarto y aprovechó para moverse. Él ya contaba con que el tirador se movería y sabía que lo haría hacia la parte trasera de la casa para poder dispararle por la espalda, por eso eligió la cocina para salir, porque la puerta daba a la parte de atrás. Un hombre alto y atlético, de ojos azules y mirada fría y calculadora, de facciones afiladas y cabello castaño salió de la casa, decidido a capturar a aquel asesino que intentaba acabar con su vida. En cuanto dio un paso al frente, vio al tirador posicionándose a su derecha, apuntando hacia la entrada de la casa; aprovechando que no miraba hacia la cocina, le apuntó con la mirilla de su magnum .45 y le disparó al brazo y acto seguido a la pierna. Un charco de sangre se empezó a formar sobre la tierra. El hombre gritaba de dolor pero él lo acalló atizándole con una piedra en la cabeza, lo que le dejó inconsciente. Despertó en una sala donde procederían a su interrogatorio."

Esto es un extracto del primer capítulo de la novela. La novela empezará con la historia de este chico, que se cruzará, de una manera poco convencional, con la de una mujer (la mujer que me marcó) y a partir de ahí empezaran a ocurrir cosas que no voy a decir. De vez en cuando pondré extractos en el blog (a medida que escriba los capítulos) pero entremedias escribiré cosas y colgaré fotos.
domingo, 8 de febrero de 2009
Hay que joderse...
Esta es mi primera entrada, pero no va a ser ni por asomo la que va a describir este blog, simplemente quiero introducir la idea que ahora mismo tengo en mente. La verdad es que no tengo muy claro todavía lo que voy a hacer, por eso os voy a hablar de la verdad. Verdad es una palabra muy usada, aunque el que la dice está mintiendo. Pero ¿qué es la verdad? ¿La ausencia de mentira? ¿La realidad? ¿Lo cierto? La verdad es todo esto y a la vez no lo es. Si dijéramos que la verdad es la realidad, lo cierto, estaríamos diciendo que cuando una manzana es verde (según nuestro punto de vista) alguien mentiría si dijera que es azul, pero ¿Cómo sabemos que esa persona no la ve azul? Gran misterio. La realidad de cada uno es diferente a la del otro y por tanto lo que para uno es verdad para el otro no tiene porque serlo. Por lo tanto la verdad es relativa, igual que la realidad.

Cuando hablamos de la realidad, nos estamos refiriendo a lo que vivimos cada día y que nosotros calificamos de "real", pero ni siquiera sabemos si lo que vivimos es real. Cuando nosotros vemos un árbol pensamos que se va a quedar así hasta que se muera, pero lo cierto es que cuando nos giramos el árbol va a adoptar mil posibilidades que no percibimos (puesto que sólo vemos la que nuestros ojos captan). Lo cierto es que todo lo que nos rodea se crea a partir de muchas posibilidades diferentes que no llegamos a ver y por lo tanto lo que nosotros creemos "real", "de verdad", no lo es, es una representación que tu cerebro recrea a través de la información que recibe. La causa de estas posibilidades viene de algo tan complejo que los físicos cuánticos se dedican a estudiar: el movimiento de los electrones dentro del átomo. Por definición un electrón se encuentra en un sitio y a la vez en otro (de ahí algunas teorías sobre una realidad paralela) y por consecuencia de este movimiento las cosas, supuestamente, deberían estar en varios sitios a la vez.


¿Cual sería entonces la conclusión? Que la verdad no es sino una mentira que se acerca tanto a la realidad que se considera como cierta, pero que en realidad no lo es. Hemos vivido y vivimos pues en una mentira, y hasta que no conozcamos la verdad no pararemos de hacernos preguntas. Mientras tanto yo escribiré y haré fotos, y las colgaré aquí, para que los que le guste ver la realidad desde un tercer punto de vista las puedan observar y apreciar.


No hay más remedio que seguir adelante, y eso es lo que voy a hacer. Basta ya de preguntas sobre la vida, la realidad... si vivimos es por algo que no conocemos, pero como la vida es algo precioso mejor disfrutarlo y ya nos tocará morir, que atormentarnos con preguntas sin respuesta y morirnos amargados. Algún día sabremos la verdad, pero para que llegue ese día todavía falta mucho, muchos años, siglos, milenios... y para entonces creo que yo y muchos otros estaremos muertos. Pero bueno que se le va a hacer. Hay que joderse.


(imagen: esto es lo que hace hacerse tantas preguntas)

A día de hoy...

Día 10 de noviembre de 2010: Siguen las mini-entradas. Diego

Let's make this happen recomienda