domingo, 6 de junio de 2010
Disco de la semana - Mando Diao
MANDO DIAO - GIVE ME FIRE (2009) - Universal Records


Una vez más, Mando Diao nos sorprende con un nuevo sonido. Ya dieron el cante con su anterior trabajo Never seen the light of day y seguro que sorprendió a muchos, sobretodo a los fans, a los que nos tenían acostumbrados a escuchar garage rock, a veces con toques de soul. Aquel álbum fue un gran bajón en su carrera, después de Ode to ochrasy (el último buen disco de este quinteto sueco, liderado por el gran Gustaf Norén) nadie esperaba que fueran a dar un giro de 360 grados a su carrera musical... Pero lo hicieron. Y aquello les salió muy caro. De todos modos el disco en si no es de mala calidad, al contrario, se nota que la producción se ha cuidado en todo detalle, además cuentan con momentos realmente preciosistas, con una instrumentación orquestal, un poco como si estuviésemos hablando del Muse actual pero con un tempo más acelerado.

Pero volvamos a Give me fire, todo empieza con el sonido de una estación de trenes y un bajo, que realmente nos hace pensar que van a volver a sus inicios, pero no. Parece que ese tren les lleva a un nuevo lugar. A Gustaf no le ha cambiado la voz ni un ápice, aunque con este nuevo estilo la verdad es que no queda muy bien. Blue Lining White Trenchcoat se resume como el puente entre su anterior estilo (sin incluir Never seen the light of day) y el nuevo, más bailable y con más instrumentación. Pasamos a su hit, el rompepistas Dance with somebody, una canción que no hay por donde cogerla. Pegadiza a más no poder, un sintetizador que repite siempre la misma melodía y un ritmo de música Dance. El resultado es, junto a la voz de Gustaf (que no pega ni con cola), un single que te hace pensar en un nuevo grupo de música comercial. Después de más de 5 minutos de escucha (porque la cancioncita es larga la jodida) viene su segundo single, Gloria, muy discotequera ella también (pero al menos ésta tiene más calidad que la anterior). Un violín da la melodía y realmente nos hace pensar en su anterior álbum. La canción en si es muy variada, con momentos rápidos y lentos y un subidón al final, muchos instrumentos entran en escena junto con los coros del grupo. Que cosa más rara viene ahora. High Heels es tal vez la canción con menos sentido del disco. Aquí se nota la influencia de los Salazar Brothers, productores del álbum (hay que destacar que los dos hermanos son productores de hip hop) ya que el ritmo es de hip hop. Un sitar modificado da un toque oriental a la canción y tal vez haga pensar en George Harrison tocando el sitar (pero no os llevéis a engaño, esto no tiene nada que ver con los Beatles), por lo demás la canción es bastante floja y sinceramente sobra de este tracklist. Sigamos con su tercer single, Mean Street, la verdadera canción de Mando Diao, la que nos devuelve la nostalgia y la esperanza, no se puede decir mucho de ella, pero para los que os gustaba el antiguo Mando Diao ésta es vuestra canción. A partir de aquí el análisis canción por canción pierde el sentido, las que siguen a Mean Street son casi todas pegadizas y bailables: Maybe Just Sad recuerda a los hermanos de Gustaf y su grupo Sugarplum Fairy (en el First Round First Minute), Give me Fire es Arctic Monkeys total, Crystal es una balada psicodélica, una especie de Beach Boys (en el Pet Sounds) modernos, Come on Come on es una canción más del disco que no aporta nada, Go Out Tonight destaca, porque a pesar de seguir la estela del disco, suena mucho más original que las demás (aunque en ésta también se nota la influencia de Sugarplum Fairy), You Got Nothing on me que a la pobre tampoco hay por donde cogerla de lo mal hecha que está (al final su batería cansa, le dan demasiada importancia, cosas de los "geniales" productores) y por último The Shinning, a la que le dan un aspecto Lo-fi, como si se tratará de sus dos primeros álbumes (Bring'em in y Hurricane Bar). No haré comentarios sobre la canción oculta en ésta última.

Si sólo queréis tener una idea del disco (es lo más sensato que podéis hacer) escuchad: Dance with somebody, Gloria y Mean Street, son los tres singles y además las tres canciones que engloban el género del disco (aunque está mucho más marcado por las dos primeras).

Este disco en cuanto a calidad se merece un 8, pero en cuanto a la falta de originalidad y el poco tacto que han tenido al cambiar de estilo les doy un 6. A la mitad de los fans no les gustará, a la otra mitad sí porque están más abiertos, y a los que no son fans les gustará seguro porque es muy pegadizo y entra muy bien a la primera escucha (aunque eso no quita que canse a la tercera). De este hecho sólo se puede concluir que el disco es comercial, y para hacerlo más evidente (ya que los anteriores no lo eran) están dejando de lado su anterior etapa. ¿Qué será lo próximo que nos traigan estos suecos? Supongo que el año que viene lo sabremos.

Diego

A día de hoy...

Día 10 de noviembre de 2010: Siguen las mini-entradas. Diego

Let's make this happen recomienda